Inicio Noticias País repatria piezas arqueológicas, 12 años después de su decomiso


Google+


País repatria piezas arqueológicas, 12 años después de su decomiso

• Permanecieron en Embajada de Costa Rica en Roma desde 1998
• Colección contiene 28 piezas: joyas de jade, vasijas de cerámica e imágenes
• Obras provienen de distintas zonas del país y algunas de ellas son del año 400 a. C.

FUENTE: La Nación. Aldea Global, p. 18 A
FECHA: Miércoles 28 de abril de 2010
DIRECCIÓN: http://www.nacion.com/2010-04-28/AldeaGlobal/FotoVideoDestacado/AldeaGlobal2351562.aspx
AUTOR: Irene Rodríguez S. | This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

 

 

Costa Rica repatrió 28 piezas arqueológicas, 12 años después de su decomiso en Milán, Italia.

Joyas de jade, jarrones y vasijas de cerámica e imágenes de piedra estuvieron desde 1998 en custodia de la Embajada de Costa Rica en Roma, pues no había dinero para traerlas de regreso al país.

“Teníamos que asegurar cada pieza, pagar empaque, embalaje y gastos de traslado. Eso sumaba más de $3.500 (casi ¢2 millones) y el Museo no tenía dinero para pagar semejante cantidad y poderlas tener dentro de nuestras colecciones”, explicó Lady Bonilla, arqueóloga del Museo Nacional.

La repatriación se logró gracias a que el ministro consejero de la Embajada de Costa Rica en Roma, Miguel Ángel Obregón, las incluyó dentro del volumen de su equipaje que trajo al terminar su gestión.

 

“Las piezas arqueológicas fueron parte del menaje que el señor Obregón trajo al regresar al país. Las obras venían en una caja aparte, destinadas al Museo Nacional y empacadas con todo el rigor necesario para joyas de este tipo”, comentó Víctor Manuel Monge, director administrativo y financiero de la Cancillería.

Bonilla señaló que, si el ministro consejero no hubiera regresado con las piezas, estas seguirían en Italia, pues aún no tendrían presupuesto para repatriarlas.

La colección. Estas 28 piezas son parte de una colección de 1.577 obras arqueológicas decomisadas por la Policía milanesa en 1998 al coleccionista italiano Taini Marino.

Las autoridades italianas de Protección al Patrimonio contactaron con las autoridades de nuestro país para confirmar que las obras eran de Costa Rica y entregarlas al Consulado en Milán.

Al no haber dinero para repatriarlas, las piezas se llevaron a la Embajada en Roma, donde permanecieron hasta este mes de abril.

Estas obras provienen de todas partes del país y datan de épocas muy diversas. Por ejemplo, las piezas de jade son del año 400 antes de Cristo, aproximadamente, mientras que los jarrones y vasijas fueron utilizados entre los años 1200 y 1500 de nuestra era.

“Con estas obras recuperamos también parte de nuestra identidad nacional. Todas estas piezas nos sirven en nuestros estudios de historia sobre los pueblos indígenas. Estas obras nos permiten saber más acerca de las creencias de los indígenas precolombinos, las deidades que tenían y sus costumbres”, señaló Bonilla.

A la espera. Costa Rica espera todavía la repatriación de otras 471 piezas arqueológicas que se encuentran en diferentes países.

“Tenemos dos imágenes de piedra con apariencia humana en Dinamarca. También hay dos piezas de la llamada ‘Colección Patterson’ que quedaron en una bodega en España. Ya estamos conversando con ambos países para poder rescatarlas”, aseguró Bonilla.

A esta lista deben sumarse 457 piezas de dicha colección (un grupo de más de 2.000 figuras precolombinas que acumuló Leonardo Patterson), las cuales se encuentran en Alemania.

El Museo no pudo comprobar ante las autoridades alemanas que las piezas fueran costarricenses o que se extrajeran ilegalmente.

La esperanza es que estas piezas vuelvan a España, donde se decomisaron por primera vez, y coordinar con las autoridades de ese país su envío a Costa Rica.

*