Inicio Noticias Casa de valor histórico corre peligro de demolición


Google+


Casa de valor histórico corre peligro de demolición

• Inmueble en Cartago centro
• Municipalidad colocó sellos, pues no se cuenta con permiso para demoler
• El inmueble se halla desprotegido por no haber sido declarado patrimonio

FUENTE: La Nación. Aldea Global, p. 12 A
FECHA: Martes 24 de julio de 2012
DIRECCIÓN: http://www.nacion.com/2012-07-24/AldeaGlobal/Casa-de-valor-historico-corre-peligro-de-demolicion.aspx
AUTOR: Fernando Gutiérrez Corresponsal GNN

El departamento de Urbanismo de la Municipalidad de Cartago colocó sellos de clausura en un intento por frenar la demolición de una casa histórica, ubicada en el cantón central de esa provincia, según informó el jefe de ese despacho, Juan Carlos Guzmán.

La investigadora del Centro de Patrimonio del Ministerio de Cultura, Sonia Gómez, explicó que esta casa tiene características similares a las viviendas que habitaban los propietarios de haciendas rurales a mediados del siglo XX; sin embargo, a pesar de su valor histórico, el inmueble aún no está declarado patrimonio.

El director del Centro de Patrimonio, Adrián Vindas, dijo que la casa forma parte de los bienes en inventario, es decir, que “hacen fila” para recibir esa declaratoria.

“Desafortunadamente, la ley 7555 solo se puede aplicar a los bienes que ya cuentan con la declaratoria de patrimonio histórico arquitectónico. Para un caso como este todavía existe un vacío jurídico que deja desprotegido el edificio”.

Por su parte, Guzmán señaló que funcionarios de la Municipalidad de Cartago se reunieron con miembros de la familia Arias Gutiérrez, propietarios del inmueble.

El primer dueño de esta casa fue Guillermo Arias, tío del expresidente de la República Óscar Arias. Los actuales propietarios son los descendientes de don Guillermo.

“Les dijimos enfáticamente que no podían sacar ni un clavo más de esa estructura hasta que no presentaran una autorización de Patrimonio, y, a la vez, les reclamamos por no haber cumplido con la solicitud de demolición, que se debe hacer ante nuestro departamento para su respectivo estudio”, añadió.

Guzmán se mostró poco optimista con respecto al futuro del inmueble. “Por no haber sido declarada patrimonio, el Ministerio de Cultura tendrá que darle la autorización, y nosotros también. Lamentablemente, lo único que puede salvar a la casona es la buena voluntad de sus dueños”, destacó.

Adiós historia.Guzmán lamentó el hecho de que en Cartago ya es práctica común la demolición de inmuebles de interés histórico y arquitectónico. “Como la multa es ínfima, prefieren pagarla y botar los edificios. En esta ciudad nos vamos a quedar sin historia arquitectónica, pues los que deberían cuidarla no lo hacen”, expresó.

El Concejo cartaginés había declarado el centro de la Vieja Metrópoli “casco histórico”, es decir, una zona en la cual se prohíbe la demolición de casas patrimoniales o construir fuera del entorno arquitectónico, pero ese acuerdo no está respaldado por tiene ningún instrumento jurídico.

Y es que las demoliciones se han presentado incluso en edificios con declaratoria, como sucedió con la casa Anderson Coto, propiedad de la familia Rivera.

En varios grupos de Facebook como “Qué recuerdos aquellos ” y “Reminiscencias de Cartago ” se ha desatado una gran cantidad de protestas por las demoliciones.

*